Con amor escucho los mensajes de mi cuerpo

En la infinitud de la vida, donde estoy, todo es perfecto, completo y entero.

Reconozco que mi cuerpo es un buen amigo. Cada una de sus células contiene la Inteligencia Divina.

Comunícate con Nosotros, AHORA